Vaginismo tratamiento con botox precio en Madrid 

vaginismo-botox-precio.jpg

Vaginismo

  • Tratamiento con inyección simple
  • Sin ingreso en hospital
  • Con anestesia topica y sin dolor
  • En apenas 30 minutos
  • Incluimos consulta y revisiones
  • Resultado en 48 horas
  • Elimina tensión y miedo al dolor
  • Adios a tu ansiedad y estrés
  • Aumenta totamente la seguridad

Vaginismo tratamiento Botox

   Duración        Anestesia     Hospitalización     Precio
30 minutos    Local             No                         450 € /vial

Vaginismo

En nuestra clínica, el vaginismo es uno de las disfunciones con mayor porcentaje de resultados satisfactorios por parte de los pacientes.

El vaginismo es una disfunción del suelo pélvico, existiendo una contracción inconsciente totalmente involuntaria de los músculos que rodean la vagina de la mujer. Verdaderamente estos músculos provocan un estrechamiento, o cierre parcial o total de la vagina. La mujer en estos casos experimenta dolor, ardor, incomodidad, en el coito o relaciones sexuales o simplemente durante un examen ginecológico o con la inserción de un tapón.

Para las mujeres que sufren este problema, es normal que les cause un alto grado de ansiedad y estrés ya que las relaciones sexuales son muy dolorosos y pueden llegar a empeorar el problema.

Vaginismo precio en Madrid

El tratamiento vaginismo tiene un precio de 450 € en nuestro clínica de Madrid. 

En caso de necesitar más viales el precio de cada uno de los siguientes es de 400 €

Lo ideal es que solicites una consulta informativa gratuita sin ningún tipo de compromiso, para que podamos valorar el problema. En esta consulta podrás recabar toda la información que necesites y resolver tus dudas indicando tus objetivos a la doctora.

La toxina botulínica que utilizamos fue desarrollada como tratamiento para enfermedades de músculos espásticos, entre otros problemas de vulvodinia, vaginismo o vestibulitis vulvar, todos ellos problemas dolorosos producidos en la zona vaginal y vulvar del sexo femenino. 

Unos días después de nuestro tratamiento o inyección, los músculos de tu vagina se relajarán completamente, pudiendo mantener de nuevo relaciones sexuales satisfactoriamente, sin ningún tipo de problema.

Tipos de vaginismo

Existen dos tipos de vaginismo:

  • El primario se da cuando la mujer, no ha sido capaz de lograr cualquier tipo de penetración, normalmente el problema lo tienen mujeres jóvenes cuando empiezan el inicio de las relaciones sexuales (con penetración). Muchas veces ocurre que una mujer puede tener vaginismo, y no se da cuenta hasta el momento que intenta mantener una penetración vaginal.

  • Secundario, cuando la mujer en algún momento fue capaz de lograr un penetración y, de repente se siente involuntariamente capaz. Puede ser debido a causas psicológicas o físicas, como bien podría ser por un parto, una violación, cirugía, o cambios durante la menopausia, que pueden originar el espasmo muscular en el suelo pélvico. 

Dispaurenia femenina

Cuando también existe dolor en la mujer asociado al coito, siendo una disfunción sexual con una serie de causas debidas a algún problema psicológico o físico.

Tenemos que decir que la dispareunia muy amenudo es un problema de difícil diagnóstico. En nuestra clínica, un gran porcentaje de consultas con nuestro ginecólogo son debidas a este problema.

Existen motivos varios por los que puede aparecer el dolor impidiendo mantener relaciones sexuales normales, como la existencia de problemas dermatológicos en la vulva, infecciones, endometriosis, etc.

 

Cuando la mujer no tiene problemas físicos, las dispaurenia puede ser debido al temor o miedo que hace que sin darse cuenta la musculatura perivaginal se contraiga, dificultando la penetración

Vaginismo y sus síntomas

Dependiendo de la intensidad de la contracción de los músculos que puede ser involuntaria o aparecer repentinamente los síntomas pueden variar, desde una pequeña sensación de ardor hasta el cierre total de la vagina

Los síntomas pueden ser:

  • Durante la relación sexual ardor, picor o tensión muscular.

  • Imposibilitar el coito debido al dolor.

  • Muchas incomodidades continuas durante las relaciones sexuales.

  • INo poder insertar en la vagina un tampón. 

  • Problemas ante una revisión ginecológica. 

  • Debido al dolor o el miedo a un espasmo repentino incapacidad de sentir orgasmos.

Vaginismo causas físicas y psíquicas

Muchas veces la mujer no entiende que la esta ocurriendo, el problema puede generar mucha confusión ya que puede ser debido a una combinación de causas físicas y psíquicas.

Cuando una y otra vez los músculos de la vagina se contraen involuntariamente, evitando lo que va a causar dolor en la penetración, genera un circulo que podemos llamar vicioso, creándose resistencia a las relaciones sexuales, frustración y ansiedad que puede perfectamente inhibir por completo el deseo sexual.

Causas físicas vaginismo

  • Menopausia

  • Cirugías pélvica

  • Falta de lubricación

  • Medicamentos

  • Violaciones, abusos sexuales 

  • Cesáreas, partos, abortos

Causas psíquicas vaginismo

  • Experiencias negativas previas al coito, negatividad hacia el sexo o traumas.

  • Temor al embarazo, a ser rechazada por pensar no estar a la altura.

  • Problemas de pareja.

  • Traumas por abusos sexuales, violencia de género sufridos por la mujer o en su entorno.

  • Educación sexual inadecuada.

Vaginismo tratamiento

En nuestra clínica somos conscientes, de que el vaginismo, puede responder a terapias psicológicas con unos resultados verdaderamente favorables, al igual que la realización de ejercicios con el fin de reeducar los músculos del suelo pélvico para que estos de una manera controlada respondan positivamente ante cualquier estímulo sexual.

En nuestra clínica de Madrid, el tratamiento del vaginismo se realiza con Botox o toxina botulínica tipo A, con este tratamiento conseguimos paralizar determinados músculos de la vagina, produciendo una relajación de la zona vaginal de una manera segura y rápida.

Después de realizar el tratamiento el efecto aparece normalmente entre las 48 a 72 horas, completándose a los diez o doce días, donde podrás observar los efectos totales.

Duración de los efectos

Tenemos que indicar que es un tratamiento totalmente temporal, donde los efectos del Botox comienzan a desaparecer a los cuatro ó seis meses. Es recomendable repetir el tratamiento del vaginismo con Botox más o menos a los seis meses y después anualmente una sesión de mantenimiento. Ocurre normalmente que con sucesivas infiltraciones el periodo efectivo de los efectos es aun mayor.

Se siente dolor durante el tratamiento

El tratamiento no requiere de anestesia debido a  que es totalmente indoloro. Aún así, podemos utilizar anestesia tópica, una crema anestésica que se aplica 20 minutos antes de realizar el procedimiento.